La Paz, 15 jul (UC – MMAyA).- El ministro de Medio Ambiente y Agua, Carlos Ortuño, informó que el Gobierno nacional ejecutó, en dos años y medio, al menos diez obras hídricas, para garantizar el abastecimiento de agua por los próximos 30 años a las ciudades de La Paz y El Alto, con una inversión de Bs 566,5 millones, financiados en su totalidad con recursos propios del TGN. 

“El 2016 afrontamos una sequía y una crisis hídrica, se han planteado varias soluciones importantes, y dos años y medio después podemos garantizar agua segura para todos los paceños, se actuó de forma rápida para restablecer el servicio, pero también para asegurarlo en el futuro, incrementando la disponibilidad de agua para el área metropolitana de La Paz”, explicó. 

Detalló que entre las obras concluidas se encuentran el bombeo Jankho khota, cuya inversión fue de Bs 2,1 millones; la toma y aducción Palcoma – Hampaturi, de Bs 43 millones; la impermeabilización del canal Milluni El Alto Fase II, construida con Bs 15 millones; y el Dragado del Embalse Tuni que demandó Bs 6,4 millones.

También la línea de pozos San Felipe de Bs 23 millones; la represa Hampaturi Alto, erigida con una inversión de Bs 132 millones; el trasvase Huayllara Estrellani de Bs 97 millones; la línea de pozos oeste, inaugurado hace poco, con Bs 26 millones; y las tres represas de la cuenca Khaluyo con Bs 222 millones de inversión: Chacaltaya, Pampalarama y Alpaquita, esta última en plena construcción.

Ortuño recordó que la inversión y la ejecución de las obras hídricas fueron un mandato del Presidente Evo Morales como una respuesta inmediata al déficit hídrico, tarea que –aseguró— fue cumplida en corto tiempo.  

“Tenemos agua no solo para el presente, sino para el futuro de nuestros hijos y nietos (…) Es una tarea cumplida y destacamos la labor de los equipos técnicos bolivianos, entre profesionales y obreros que trabajaron con las consultoras para la construcción y ejecución de estas obras”, añadió.