La Paz, 23 de abril de 2020.- Con el objeto de proteger la vida y garantizar el bienestar de los animales, el Viceministerio de Medio Ambiente, Biodiversidad, Cambios Climáticos y de Gestión y Desarrollo Forestal, aprobó la Resolución Administrativa No. 014/20, por la cual, se aprueban las siguientes determinaciones:

  • Se prohíbe la utilización de fauna silvestre para el consumo alimenticio y medicinal en todo el territorio nacional de manera permanente, a efectos de evitar daños a la biodiversidad y de precautelar la salud pública.
  • Se prohíbe el comercio de animales domésticos vivos que incumplan las medidas de bienestar animal y de bioseguridad, como una medida de prevenir la introducción de agentes patógenos y enfermedades a los componentes de la Madre Tierra, tales como la salud humana.
  • Las autoridades y la sociedad boliviana priorizarán en todo momento la ejecución de actividades que aseguren y precautelen la vida y el bienestar de los animales. Las autoridades competentes deberán prohibir aquellas actividades que atenten contra los animales.
  • La Policía Boliviana y las Fuerzas Armadas deben apoyar las labores de rescate de fauna requeridas por las Entidades Territoriales Autónomas y por la sociedad civil.
  • Los Gobiernos Autónomos Municipales y Departamentales deben atender y resolver las denuncias relacionadas con contravenciones a las normas que protegen la vida y el bienestar de los animales, estableciéndose infracciones y sanciones para el efecto.

La norma se fundamenta en la certeza de que los animales son un don de la naturaleza, cuya vida y desarrollo están reconocidos como un Derecho Constitucional, el Estado y la sociedad deben adoptar las medidas que sean necesarias para evitar su maltrato y proteger su vida.

Y del mismo modo, se justifica su necesidad, pues la Emergencia Sanitaria que asola al mundo ha demostrado que la interacción entre el ser humano y los animales en incumplimiento de las normas sanitarias, de manejo de fauna y de respeto hacia los mismos, pueden originar la transmisión de enfermedades infecciosas, lo que hace necesario un cambio profundo en el comportamiento y en los hábitos de consumo del ser humano con respecto a los otros seres que cohabitan el planeta.

Se informó que las instancias correspondientes buscarán que la resolución viceministerial sea elevada a rango de Decreto Supremo.