FAO compromete $us 250 millones para Bolivia

FAO compromete $us 250 millones para Bolivia

La Paz y Roma, ITALIA, 16 feb (ABI).- La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) comprometió el jueves 250 millones de dólares para Bolivia, monto que se desembolsará en los siguientes cinco años, para proyectos de agua y riego.
"250 millones de dólares, parte donación, parte préstamo que se va a presentar al Fondo Verde y esperamos tener una respuesta positiva en los próximos seis meses", indicó el director de la FAO, José Graziano, tras reunirse con el presidente Evo Morales.
Sin embargo, más tarde, la ministra de Planificación del Desarrollo, Mariana Prado, en entrevista con la Red Patria Nueva, dijo que el monto total es una donación.
"Hemos discutidos los alcances del proyecto, se ha llegado a comprometer 250 millones de dólares en calidad de donación", aseveró.
En conferencia de prensa, el Director de la FAO explicó que la propuesta enviada al Fondo Verde tiene dos componentes: social que se refiere a proyectos de agua para el consumo y comercial para aquellas iniciativas orientadas a sistemas de riego.
Graziano y Morales coincidieron en que Bolivia es uno de los países más afectados por el cambio climático con la presencia de la sequía y la disminución del líquido en lagos y represas.
"Bolivia es uno de los países más afectados por la disminución de agua potable y de riego", mencionó Graziano.
Morales, en la misma línea, dijo que considera que Bolivia es "el país más víctima" del calentamiento global; sin embargo, debido a la experiencia e "institucionalidad" que se consolidó entre los gobiernos nacional, departamental y local, se puede hacer frente a los fenómenos naturales.
"La gran ventaja que tenemos en Bolivia, es que hemos ejecutado proyectos de Mi Agua l y Mi Agua II", indicó.
Según Morales no sólo los organismos internacionales sino los pueblos son responsables de enfrentar el problema de la sequía. "La mejor forma de enfrentar es con más energía y más agua", dijo.
Señaló que una gran muestra de lo que ocurre en Bolivia es el lago Poopó, en Oruro, donde el agua está desapareciendo, lo que llama la atención porque sucede en enero y febrero cuando en el país llueve.
"Cómo es posible en enero y febrero el Poopó esté seco una prueba de cómo afecta el calentamiento global a Bolivia", argumentó.
El Presidente destacó la labor de la FAO y el hecho de que los créditos de ese organismo no sean condicionados, además pidió que ese organismo acompañe a Bolivia desde Roma, y desde el propio país.

Visitas: 585.151